16 enero, 2019
Redacción Intangibles (22 artículos)
Compartir

El cáncer de próstata y el de mama tienen una conexión

Encuentran que el cáncer de próstata más agresivo se asocia a mutaciones en el gen BRCA2, el mismo que llevó a Angelina Jolie a hacerse la mastectomia por temor al cáncer de mama hereditario

El cáncer de próstata más agresivo, el que más muertes causa en hombres, se asocia, según un estudio reciente, a mutaciones en el gen BRCA2, relacionado también con cáncer de mama hereditario, ovario y páncreas, entre otros.

El gen BRCA2 y la elevación que sus mutaciones provocan en las probabilidades de desarrollar cáncer se hicieron muy famosas en 2013, cuando la actriz Angelina Jolie, al saber que tenía la variante peligrosa (y de forma quizá un tanto apresurada), se hizo una doble mastectomía para prevenir un posible cáncer de mama.

Desde hace algún tiempo se sabía que las mutaciones en este gen estaban relacionadas no solo con el cáncer de próstata sino con las muertes que podía provocar. Una revisión de estudios publicada en 2018 encontró que tener una mutación del BRCA2 aumentaba el riesgo de muerte por un factor de 2.72.

El nuevo trabajo, coordinado por investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas y en el que participaron 38 hospitales de España, siguió de 2013 a 2018, a más de 400 pacientes de cáncer de próstata metastásico del tipo resistente a la castración o bloqueo hormonal, para analizar sus rasgos genéticos y relacionarlos con el progreso de la enfermedad y la respuesta al tratamiento.

“Esta es la primera demostración prospectiva basada, no en la revisión de datos, sino en el seguimiento de los pacientes desde el diagnóstico de cáncer avanzado, de que las mutaciones en BRCA2, por sí mismas e independientemente de otros factores, confieren peor pronóstico y pueden condicionar diferente respuesta a los tratamientos” explicó Elena Castro.

El cáncer de próstata y el de mama tienen una conexión 1

David Olmos y Elena Castro, de la Unidad de Investigación Clínica de Cáncer de Próstata del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas./ Foto: CNIO

Además, esta investigación (publicada en el Journal of Clinical Oncology) muestra que los pacientes de cáncer de próstata con mutaciones en BRCA2 evolucionan de peor manera, y responden mal al tratamiento habitual para esta enfermedad. Los investigadores estudian si podrían beneficiarse, en cambio, de otras terapias que ya se usan en cáncer de ovario y mama.

Elena Castro también destacó que identificaron mutaciones heredables, aunque en muchos casos no existían antecedentes familiares de cáncer que hicieran sospechar la presencia de estas alteraciones. Además, dijo que buscar estas mutaciones en los pacientes con cáncer de próstata metastásico es importante para el pronóstico y el manejo de estos, pero también para sus familiares, dado que aumentan el riesgo de otros tumores como cáncer de mama, ovario y páncreas

Los investigadores están trabajando para entender las características que hacen a los tumores relacionados con el gen BRCA2 más agresivos, y para definir nuevas estrategias de manejo que mejoren el pronóstico de quienes padecen este tipo de enfermedad.

El cáncer de próstata, entre la vergüenza y la genética

El de próstata es el tipo de cáncer más frecuente entre los hombres de los países occidentales y el  segundo a nivel mundial. La American Cancer Society calcula que uno de cada siete hombres tendrá cáncer de próstata en su vida.

Hay que destacar que el cáncer de próstata es la primera causa de muerte de hombres en América, según reporta el Movimiento Latinoamericano contra el Cáncer de Próstata (MOLACAP)

Desafortunadamente, en los países de América Latina no existen cifras confiables sobre el tema. Un estudio de la Unidad de Inteligencia de The Economist, encontró que en Brasil y México, al menos la mitad de los casos de cáncer de próstata se diagnostica en etapas muy avanzadas. En Europa, la supervivencia ha aumentado de forma continua en los últimos años, especialmente debido al diagnóstico temprano; sin embargo, todavía representa la tercera causa de muerte por cáncer en hombres europeos.

TAMBIÉN PUEDES LEER: La mejor medida contra el cáncer es la información

Cuando el tumor está en fase avanzada, la forma más habitual de combatirlo es mediante bloqueo hormonal, pero hay pacientes que no responden a este tratamiento y desarrollan lo que en términos técnicos se conoce como cáncer de próstata metastásico, es decir, que es resistente a la castración.

El cáncer de próstata y el de mama tienen una conexión 2

Estos son los principales datos del Cáncer de Próstata en México / Imagen: Notimex

Una parte de estos pacientes, además, responde peor a las terapias aprobadas para este tipo cáncer de próstata. En general, la supervivencia media en pacientes de cáncer de próstata avanzado no supera los tres años tras hacerse resistentes al bloqueo hormonal.

En este estudio los investigadores están buscando marcadores genéticos que permitan identificar lo antes posible a los pacientes de peor pronóstico. Además, conocer mejor los rasgos genéticos de los tumores más agresivos, ayuda a explorar nuevas vías de tratamiento.

El cáncer de próstata y el de mama tienen una conexión 3

El BRAC2 es un gen que repara daños en el ADN que pueden provocar cáncer; cuando muta, puede dejar de cumplir esta función preventiva, entre otros problemas. / Foto: Instituto Nacional de Cáncer

Con información de EurekAlert

Redacción Intangibles

Redacción Intangibles